Ramiro Gazzaniga: “Estoy muy contento por poder cumplir mi sueño”.
Martes 21 de Julio de 2015 12:22    PDF Imprimir Correo electrónico

Ramiro Gazzaniga es una de las promesas más concretas del voleibol rosarino. Fue elegido como mejor líbero y mejor defensor en el Argentino sub 18 del año 2015 en la ciudad de Chajarí, Entre Ríos, y actualmente integra la  pre selección de menores que se prepara para el Mundial Sub 19 que se jugará en agosto en nuestro país.

Ramiro es de la escuela de Germán Podlubne, nacido y formado en el Club Náutico Sportivo Avellaneda, institución a la que ama y representa con toda la pasión de un gran hincha y socio.

Como meta principal e inmediata, este estudiante de Ingeniería tiene un deseo, quedar en la lista de los 12 que van al Mundial: “Los líberos somos dos, Rodrigo Michelón, un chico de Campana que juega en Boca y viene quedando estos dos último años de selección, y yo. En el 2015 estuvimos mucho más parejos. Pude subir mi nivel, acercándome al suyo. Me tengo fe, pero está abierto para cualquiera de los dos. El martes que viene nos vamos a Buenos Aires que es la última concentración previa al mundial. Ahí dan la lista de los que van, sacan a los 12 jugadores”.

Al referirse al proceso de selección, de los entrenamientos y del  plantel, el joven de 18 años agregó: “El año pasado ya formé parte de una concentración. Esta temporada pude participar de la liga A2 con la selección menor y ahí me comunicaron que iba a estar en el proceso del Mundial. Estoy muy contento por poder cumplir mi sueño. Los entrenamientos son muy duros, entrenamos varios turnos casi todos los días. Al principio cuesta meterse en ritmo, pero una vez que ya estás ahí, que le metés al gimnasio, que volvés y entrenás con tu club, se hace un poco más llevadero. El entrenador de Argentina es Luis Testa, de Mendoza. Transmite mucho la parte emocional del juego y técnicamente también es muy bueno, así que me siento muy cómodo con él. A mis compañeros de selección ya los conozco desde hace dos años cuando estábamos con la selección Pre menor, así que me siento muy a gusto. Podría decir que muchos son mis amigos, más que mis compañeros de concentración”.

Respecto al Mundial, a realizarse del 14 al 23 de agosto en las ciudades de Resistencia y Corrientes, Gazzaniga habló de lo que tendrá que enfrentar Argentina: “Es una zona no tan accesible, pero que podríamos pasar cómodamente. Los países son Estados Unidos, Francia, Bélgica y Turquía.  Encima somos locales, así que ojalá estalle el estadio en Chaco”.

A nivel local, el jugador rosarino representa al Club Náutico y pese a que con su categoría no tuvo un buen año, porque no clasificaron para la liga nacional de menores, pero con la Primera División fue distinto porque, dicho de él “salimos campeones dos veces consecutivas, en el 2013 y el 2014 y este año en el torneo 3 provincias estamos remontando de a poco. Si bien tengo el gusto amargo de no haber clasificado con el sub 18, hay muchas otras alegrías que me trae jugar con Primera”, explicó y añadió: “Me siento muy cómodo. Juego desde los 10 años ahí. Los técnicos son grandiosos, la verdad que los quiero mucho. Ya es algo más afectivo, y la verdad es que amo mi club. Mi primer entrenador fue Germán Podlubne, fue el que me tuvo paciencia. A él lo quiero muchísimo también”.

Apuntando al progreso del voleibol rosarino, el jugador también opinó: “Está creciendo el vóley, veo muchos chicos ahora, a diferencia de cuando yo era chico, que no había casi nadie. Ahora hay muchos, se ve mucha competencia en torneos Sub 14 y Sub 13 que me pone muy contento. Mi camada salió campeona varias veces de los interasociaciones, en los argentinos siempre estuvimos en el podio, así que bien. Pero yo creo que las camadas superiores fueron mejor que los que estamos ahora.”

Deseos y objetivos personales fue lo último que declaró este líbero con gran talento: “como objetivo personal quiero jugar liga en algún momento, la verdad que sería muy lindo, muy placentero. Aún no tengo ofertas y no pienso en jugar en ningún club en particular, aunque todo chico sueña con jugar en Bolívar o irse a jugar afuera, pero no exijo muchas cosas”.

 

Por Alexia Beltramino